Las tres condiciones de un razonamiento lógico correcto

Uno de los temas que se estudian en las universidades monásticas Guelugpas es el PARCHIN (ABISAMAYALANKARA), desarrollo de la sabiduría o perfección de la sabiduría.

Este, junto con los otros grandes temas, se estudia también en la Fundación Chu Sup Tsang de Orense, bajo la dirección de Ven. Gueshe Tenzing Tamding. Estas enseñanzas se van recogiendo en sucesivos volúmenes cada año. Nosotros dedicamos un vez al mes al estudio y comentario de los temas que componen esos estudios.

La última semana revisamos las tres condiciones de un razonamiento lógico correcto. Nuestra mente analiza continuamente y utiliza algún tipo de lógica. Incluso nuestros engaños utilizan la lógica. Un simple enfado es normal que lo justifiquemos en alguna determinada razón, utilizando un argumento lógico. El asunto es ser capaces de distinguir entre un razonamiento lógico correcto o incorrecto.

En principio, hay que distinguir tres terminos.

A: Chóchen, es el objeto de análisis, aquello de lo que decimos algo.

B: Drubyichó, aquello que se afirma, la afirmación que hacemos, referida al objeto de análisis.

C: Tag: es la razón que justifica la anterior afirmación.

Pues bien, las tres condiciones para que un razonamiento sea correcto se resumen en el siguiente cuadro:

Necesitamos un ejemplo para explicar esto. Analizamos este razonamiento lógico.

Sonido (chóchen) es impermanente (drubyichó) porque es un producto, o sea es compuesto (ta)

Veamos ahora como se cumplen las tres condiciones:

1- Chogchó:

Al aplicar ta o razón (producto) sobre chóchen u objeto de análisis (sonido), el resultado tiene que existir siempre (al 100% o sea chab).

Esta primera condición efectivamente se cumple pues el sonido es siempre un producto.

2- Yechab:

Unimos “producto” a “impermanente”, o sea ta -razón-  a drubyichó – o afirmacion que hacemos. Y como es cierto que un producto es siempre impermanente, la segunda condición también se cumple en este caso.

3- Dogchab.

Se construye al aplicar ta (razón) sobre galyichó (objeto de negación, o sea lo contrario al drubyichó), de tal manera que nunca se tiene que cumplir la razón aplicada a lo contrario de la afirmación o drubyichó. En el ejemplo propuesto, producto nunca es permanente.

Si se cumplen las tres condiciones al cien por cien, el razonamiento lógico es correcto. Si falla alguna de ellas, el razonamiento no es correcto, aunque sea logico.

Nosotros nos atrevimos a analizar una afirmación un tanto cotidiana. Propusimos:

Mi enfado es algo justo debido a la ofensa que he recibido.

1- Chogchó:

No se cumple que mi enfado (chóchen) sea una ofensa que haya recibido (ta)

2- Yechab:

No se cumple que una ofensa que haya recibido sea algo justo. O sea uniendo ta a drubyichó, no se cumple tampoco la segunda condición.

Teniendo en cuenta que para que un razonamiento lógico sea correcto se tienen que cumplir las tres condiciones a la vez, podemos afirmar que el razonamiento: mi enfado es algo justo debido a la ofensa que he recibido es un razonamiento lógico incorrecto. Como dice nuestro maestro, los engaños no le tienen miedo a la recitación de mantras o sadhanas, pero sí a los razonamientos lógicos correctos. “Necesitamos -dice- razonamientos lógicos para disminuir y eliminar nuestras mentes erróneas”.

En la tradición guelugpa, la utilización de razonamientos lógicos correctos es un medio para alcanzar la percepción de la vacuidad, o perfección de la sabiduría,

-a través de la escucha y el estudio de las enseñanzas,

-luego,  a través de métodos apropiados y de una lógica correcta, el posterior análisis de la falta existencia intrínseca del yo y de los demás fenómenos,

-y, finalmente, contemplando lo analizado en la meditación.

Pero aún así, la realización de la perfección de la sabiduría o vacuidad nunca será posible sino esta acompañada de acumulación de merito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *